Como bien sabes, querida amiga, nuestras vidas están en constante evolución y el sector de la peluquería también. Es la razón por la que, con el paso de las temporadas, las modas van cambiando. A veces con una notable lentitud. Y en otras ocasiones con algo más de rapidez. Pero no queda más remedio que afrontar la realidad de los nuevos tiempos. Y la de sus tendencias, a las que, sin duda, nos tendremos que adaptar.

En 2018, tanto en primavera como en la época estival, se llevarán unos looks mucho más relajados que de costumbre. Los que ahora cotizan al alza son los que presentan cortes divertidos que resultan muy sencillos de llevar.

Y que no se han impuesto con un cambio radical de la noche a la mañana, sino después de un proceso de maceración en el que de forma paulatina se han ido dando pequeños pasos.

Transformaciones inherentes a la condición humana y a su evolución, circunstancia que ha originado que los peinados y cortes de pelo en la primavera y el verano de 2018 resulten sensiblemente distintos a los de 2012.

Presentan pocos cambios respecto a los de 2017 o los de 2016, pero si tomamos como referencia un periodo de 6 años, nos damos cuenta de que lo que se llevaba en en 2012, poco tiene que ver con los cortes y los colores que se practican en el presente ejercicio de 2018.

Porque en peluquería 6 años es demasiado tiempo, un periodo que implica hasta un pequeño cambio generacional; quienes en 2012 apenas tenían 12 años, hoy son personas adultas hechas y derechas, mayores de edad, que si lo desean, pueden hasta ejercer su derecho al voto.

Los cambios se producen en todo tipo de sociedades, por muy conservadoras que estas sean, porque todos los grupos sociales, en mayor o menor medida, evolucionan.

Bob y lob en Valencia

Ocurre en una ciudad como la nuestra en la que las valencianas queremos sentirnos a gusto y a la moda. Y muy guapas por dentro y por fuera.

Es la razón por la que Valencia se cambia de melena. Ya ha pasado el tiempo de los cabellos excesivamente largos; ahora lo que se lleva el corte lob, que supone una evolución del afamado y clásico corte bob.

Para los más despistados recordaremos que el bob es un corte recto que llega más o menos hasta la mandíbula y en el que, por lo general, también suele haber flequillo. Su longitud vendría a ser la de tres cuartas partes de un peinado con melena larga.

El corte lob supone un pasito más. El término es la abreviatura de “long bob”, o lo que es lo mismo, una evolución del corte bob, inspirada en los años 20 del siglo pasado. Se trata de un tipo de peinado algo más largo que el bob que, recordemos, llegaba hasta la mandíbula. Eso sí, cae de manera que gana longitud por delante. Por lo general, con este tipo de corte el rostro suele resultar muy favorecido.

El corte lob resulta muy apropiado para esos momentos en los que el sol aprieta y suben las temperaturas porque nos permite ir mucho más fresquitas haciéndonos algún tipo de recogido ya sea en forma de trenzas o de las siempre juveniles coletas. Así conseguimos que se nos vea más la cara y parezcamos mucho más de verdad.

Una manera de peinarse que ofrece distintas posibilidades ya que el lob permite llevar el pelo a capas, liso o rizado. También puede ser con mechas <<balayage>>.

Lo que resulta evidente es que esta manera de llevar el pelo nos aporta mucha información sobre la personalidad de la mujer que se decanta por él. No obstante, hemos de ser conscientes de que una vez establecidos los principios básicos, cada una de nosotras puede diseñar su melena de última generación.

El rubio platino de las celebridades sociales

Tenemos la opción de decantarnos por llevar los cabellos peinados en forma de ondas deshechas, muy al estilo de Victoria Beckham o con ese estilo mojado al que tanto partido suele sacarle Kim Kardashian.

Son muchas las opciones existentes, también podemos optar por el flequillo gringe con el que tan buenos resultados obtiene Dakota Johnson o por las asimetrías que tanto le gustan a Michelle Williams, sobre todo, cuando se tiñe con un contundente rubio platino que hacía tiempo que no se veía.

La verdad es que las opciones existentes son de lo más variadas, porque, ¿qué nos impide  imitar a Emma Roberts haciendo que nuestro pelo se organice en forma de ondas deshechas y con la raya a un lado?

¿Y por qué no probar esas ondas hollywoodienses que tanto le favorecen a Kendal Jenner?

Como puedes observar, el universo lob da mucho de sí y nos ayuda a sacarnos el máximo partido a nosotras mismas.

Se trata de un tipo de peinado que nos permite sentirnos guapas por fuera, circunstancia que ayuda mucho a que también nos sintamos guapas por dentro. Y con confianza en nosotras mismas, con la autoestima por las nubes.

De lo que no hay duda es de que en esta temporada en la peluquería el juego andará entre bob y lob. Y lo cierto es que en bob se mueven como pez en el agua actrices de nuevo cuño como Clara Lago, la archiconocida protagonista de ‘Ocho apelllidos vascos’ a la que tan bien sienta el conocido como pelo de fuego en el que tienen cabida tonos naranjas y rojos.

Pelo muy corto

De todas formas, en 2018 también habrá vida más allá de bob y lob. Serán muchas las chicas que preferirán llevar el pelo muy corto, como sucede con Katie Holmes, que recientemente ha abandonado su habitual melena castaña para optar por un pelo muy corto, también de estilo años 20, con el que luce un simpático y ladeado flequillo.

Otro estilismo que también nos gusta es el de nuestra internacional Paz Vega, actriz que ahora también lleva el pelo corto, sobre todo por los laterales, mientras en la parte superior de la cabeza destaca el volumen capilar que ha conseguido. De Paz gusta especialmente su flequillo abierto que cae por encima de la ceja.

A lo que conviene poner atención es a los recogidos, que esta primavera se van a llevar muy bajos. Muchas celebridades van a preferir lucirlos con trenzas a modo de adorno por la zona de las sienes o la nuca.

En paralelo, serán muchas las actrices y cantantes que van a aparecer en la pequeña o en la gran pantalla y en las revistas de moda especializadas, luciendo una coleta muy alta.

Para gustos, los colores

Con la primavera sale el sol, que se convierte en el protagonista absoluto de la mayoría de las conversaciones del momento. Y vuelven los colores que llevaban algún tiempo en desuso; esta temporada en el universo de los tintes, el protagonismo del rubio platino llamará poderosamente la atención.

Un tono que ya de por sí llama la atención y que resultará mucho más protagonista todavía si te decides a lucirlo con una media melena bob.

El color que claramente ha vuelto es el marrón, que ocupa todo el protagonismo en detrimento de los tonos fantasía. En 2018 ya no hay espacio para los tonos pastel ni tampoco para las mechas californianas.

Ni siquiera para los estridentes pelos radicalmente rojos, ni para el azul Lucía Bosé que tan en boga ha estado durante años. Esta vez, los tonos pelirrojos que van a triunfar van a triunfar son manifiestamente moderados.

Esta primavera se van a imponer las mechas de color y los rubios de distintos tonos, como el vainilla. También resultará muy apropiada una mezcla que está a caballo entre los tonos pelirrojos y castaños.

A lo que también debemos estar atentas es a la procedencia de los tintes que nos apliquen; hemos de procurar que sean lo más naturales posibles y que en los mismos la química y el amoniaco queden reducidos a la mínima expresión, porque son elementos que resultan extremadamente agresivos.

Lo mejor es que el nuevo color de pelo por el que nos decantemos tenga plena procedencia y garantía ecológica.

Belleza ecológica: salón neotécnico Secretos del Agua

Porque es posible corregir todas las alteraciones de nuestra piel y nuestros cabellos a través de una formulación biológica que se consigue con activos botánicos y agua bipolar ofreciendo unos resultados inmejorables.

Estamos hablando de un salón neotécnico en el que existe un único objetivo: que en todas las circunstancias que la vida nos pueda deparar, estemos y nos sintamos guapas con todo tipo de tratamientos y productos naturales y ecológicos como aquellos en los que se combinan distintos aceites vegetales extremadamente nutritivos que se muestran muy eficaces a la hora de frenar los efectos que genera el inexorable paso del tiempo.

Los salones neotécnicos prometen una experiencia inolvidable en la que se opta por la belleza saludable en detrimento de la artificial. Además de conseguir que nos sintamos guapas por dentro y por fuera, nos ayudarán a formarnos en belleza y a que nos queramos más. ¿Ya has pedido cita en tu peluquería?

No Comments
Post a Comment